Facebook

EL IMPERDIBLE DE SABADELL

EL IMPERDIBLE DE SABADELL

Hola desde Sabadell. Si en estos "caminos" nos cruzamos, será un placer compartir algún comentario. Con la balanza de los ánimos y los desánimos construyo el espejo con el que fabrico las letras.

18 febrero 2014

Poca Cola ¿La chispa de qué?

Foto: http://addictes.wordpress.com/2013/08/06/la-chispa-de-mi-vida/
Nos dan las frases hechas. Una marca que ha sido la "clave" de nuestra felicidad, ahora manda a la calle a 1.200 trabajadores con la misma alegría que los neones adornan las esquinas de los bulevares. Esto no es consecuencia de la crisis: todo lo contrario, al igual que los bancos, cuanto más beneficio, menos gente. Al revés para que se entienda mejor: cuando menos gente, más beneficio.
Seguramente han llenado de robots las naves de fabricación y sobran empleados. La modernización requiere una buena inversión, una vez superado esto, es mucho más rentable.
Un robot no se para a comer el bocadillo,  tomar el café,  ir al lavabo, no hace vacaciones, no coge la baja por enfermedad, ¡No protesta! no se sindica, no, no, no...
Así se explica que siendo líderes en venta los chicos  de la dulce soda, con abultados beneficios, abran sus puertas no para entrar si no para echar a un buen puñado de trabajadores a la puta calle, eso sí arreglándolos la vida con jubilaciones y re-colocaciones.

Estos lo hacen así, otros ya lo aplican abierta, descaradamente y sin complejos: Vete a "Alcampo" y verás un sinfín de cajeros-autoservicio, donde han eliminado las personas a cambio de una manguera lectora de "sírvase usted mismo" y ahí acudimos como si fuéramos progres y modernos al saber utilizar estos buenos artilugios. Lo mismo pasa en Ikea, en McDonalds, Bancos, y en las gasolineras ya hace años y años que nos lo hacemos solitos. La contra prestación a todo esta innovación es nada: TÚ no te beneficias de nada en el precio, al contrario, te pringas más, te ensucias, encima has de hacerte tú mismo el trabajo. Por todo ello, no te aplican el más mínimo descuento.

La cuestión es que cada vez que utilizamos un cajero o un servidor automático, estamos echando,así sin más, a una persona a la calle. ¿o no?  Atención camareros, cajeras, cajeros, dependientes, dependientas, operadoras de telefonía, etc..... decidle a vuestros amigos que exijan atención personalizada, ¡con personas!. Lo siguiente será un vuelo transatlántico en dron volador. Para qué queremos pilotos, copilotos, azafatas, azafatos, ¡con lo majos que son¡




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios son bienvenidos. Siéntete libre al comentar, opinar en cualquier sentido, aunque siempre, siempre, te agradeceré la amabilidad.